viernes, 22 de febrero de 2019

El desperdicio alimentario y una experiencia inter generacional

Volvemos a la carga con lo que hemos ido realizando este trimestre. Con el convencimiento de que
el encuentro intergeneracional es siempre algo positivo,insistí tercamente hasta que pudimos encontrarnos
con personas mayores que nos dieran su opinión y experiencia respecto al desperdiciode comida.
Abrir los ojos a otras realidades es siempre interesante,pues amplía enormemente nuestra perspectiva.
Así que invitamos a abuelos,vecinos...a personas de cierta edad, a participar con nosotros en el aula.


No es algo válido sólo para niños pequeños. El encuentro con los abuelillos nos ha dejado huella.
Y no precisamente de carbono.

Hacerles estas entrevistas ha servido para tomar conciencia de situaciones que se les habrían escapado
de otro modo. Así,os dejamos nuestras reflexiones sobre este proceso de enriquecimiento personal y
(re)conocimiento del problema del desperdicio alimentario.

Además,hemos aprendido a editar sonido manejando Audacity y aprendiendo a trastear con Soundcloud.

Os dejamos con sus testimonios y con las entrevistas que llevaron a cabo.

Imagen bajo Licencia Creative Commons vía Pixabay

"Me ha parecido algo muy interesante y "nutritivo" para dar a conocer diferentes visiones en lo que se refiere
al desperdicio de alimentos, al trabajar con gente más mayor hemos podido ver con en su época no había
ningún tipo de desperdicio, incluso se comían la cáscara de las naranjas…
Todo esto es debido también a la economía de la época y las grandes familias numerosas.
Nunca habría imaginado todo lo que desperdiciamos sin darnos cuenta si no hubiera visto otro punto de
vista. En mi opinión ahora estamos más informados sobre el tema y poco a poco podemos terminar con este problema."
dice Cristian.


Nos narra Virginia "Ha sido una actividad muy interesante porque cada uno de ellos nos aportaba un punto de vista diferente y explicaba su pasado de una forma que me hizo, incluso, reflexionar sobre la forma en la que consumo en la actualidad. Es curioso que antes ellos llegaban a ser felices con muy poco y ahora nosotros parece que no nos conformamos con lo mucho que tenemos, no solo alimentos sino cualquier cosa que consumimos. También me hizo reflexionar sobre cómo valoramos las cosas ahora ya que ,como ellos nos contaron, antes trabajaban desde muy pequeños y sabían lo que era ganar por sí mismos el dinero que costaban las cosas, ahora eso queda muy lejos. Estas reflexiones fueron posibles porque no se limitaban a responder nuestras preguntas sino que intentaban transmitir al máximo sus conocimientos y experiencias. Por supuesto, también nos contaron formas para reducir el derroche y reutilizar los alimentos en nuevas recetas"




Y Mariajo: "Creo que ha sido una experiencia muy gratificante para todos, los abuelillos nos hacen saber como eran las cosas en sus tiempos como las vivían y como aún así eran felices sin tanto. He aprendido que con muy poco se puede vivir y ser feliz y que todo lo demás sobra, además he aprendido que no tenemos que desperdiciar comida si sabemos como planificarnos. Lo más interesante que dijeron sobre el tema del desperdicio fue como enfriaban la comida antiguamente, metiendo las cosas en los pozos. El encuentro fue muy interesante y creo que todos pusimos de nuestra parte, creo que ellos hicieron un gran esfuerzo viniendo simplemente a ayudar a sus nietos para que les hicieran unas preguntas, eso es de verdad el cariño sin querer nada a cambio, hay que repetir 😊




Y Ana "A mí me ha parecido una experiencia muy interesante porque hemos podido ver el punto de vista de otras muchas personas y que es muy diferente al nuestro, además eran divertidos y se podía tener una conversación muy amena con ellos mientras se hacía la entrevista ".




Y aquí la experiencia del grueso del grupo

Hecho con Padlet

Esperamos que,como a nosotros, os guste y os ayude a pensar.

martes, 22 de enero de 2019

El cuento como elemento de concienciación

Ya anteriormente habíamos hecho algún trabajo para desarrollar la capacidad creativa y literaria de nuestros chicos, realizando poemas ilustrados, o narrando en podcast ,y desarrollando ,a la par, conciencia sobre el desperdicio alimentario.

En esta ocasión propuse a mis alumnos una actividad para fomentar la lectoescritura y desarrollar la imaginación al servicio de crear conciencia sobre el desperdicio creando cuentos que posteriormente debíamos ilustrar.


Los chavales debían de leer tres cuentos individualmente, a elegir de entre los que más les gustaran, y ,en pequeños grupos, elegir uno. A partir de ahí, debían crear en pequeños grupos su propia versión, mezclada con el cuento elegido entre todos. En ese cuento la idea de evitar el desperdicio de comida debía aparecer como moraleja o como parte de la trama.

Una vez creado el cuento y revisado concienzudamente, (o esa era la idea) para evitar faltas ortográficas y demás, cada uno, individualmente, realizaba ilustraciones del cuento y creaba su cuento ilustrado, inspirados formalmente por las pinturas de Modigliani.

Las propuestas son muy surrealistas en algunas ocasiones, pero en todo caso,muy divertidas y sugerentes.

Os dejo algunos ejemplos:






Y aquí el conjunto de todos las creaciones 

Hecho con Padlet

Estas fueron las propuestas de trabajo a los chicos:

y


¡¡Esperamos que os gusten!!